La Sección Sindical de CGT en el lote 6 de Jardinería presentamos un nuevo informe sobre el estado de los parques, jardines y zonas verdes de los distritos de Carabanchel, Usera y Villaverde.
Nada ha cambiado desde el último informe realizado por esta Sección, el patrimonio verde se degrada, se ensucia, se rompe… se pierde. No se aumentan las plantillas, ni los medios para poder llevar a cabo los compromisos mínimos que el pliego de condiciones exige, mientras el beneficio de las empresas se mantiene intacto e incluso aumenta gracias a las nuevas inyecciones económicas que el Ayuntamiento les proporciona.
Con este nuevo informe (el enésimo) queremos demostrar de nuevo la ineficacia de los contratos de gestión integral de Madrid y en particular de la jardinería y conservación de zonas verdes en el Lote 6 (Usera, Carabanchel y Villaverde) gestionado por la UTE Madrid Lote 6 FCC/ABSA desde 1 de agosto de 2013.
Como recordaremos, hubo un cambio de modelo en la gestión y los pliegos de condiciones que hoy en día seguimos sufriendo como trabajador@s y vecin@s. En dicho cambio no se exigía a las empresas adjudicatarias un número mínimo de personal, lo que ha originado un descenso más que considerable de las plantillas en los últimos 3 años y la consecuente repercusión en el mal estado de las zonas verdes. En los nuevos pliegos, tampoco se exigía un número mínimo de maquinaria, vehículos, camiones o diferentes medios para llevar a cabo las labores de jardinería. Todo ello se agrava en las estaciones de primavera y sobre todo verano, donde se acumulan las labores de jardinería, junto con las de limpieza, al hacer los vecin@s mucho más uso de las áreas verdes en esta época del año.
La UTE FCC Medio Ambiente/ABSA no es capaz de llevar a cabo las tareas mínimas encomendadas por el pliego de condiciones exigido por el Ayuntamiento y se demuestra día a día que los contratos de gestión integral son inviables con el número de trabajador@s que actualmente hay en plantilla.
Todo ello ante la indolencia de la empresa que no parece estresarse demasiado cuando los trabajador@s les solicitan material, o alguna actuación urgente y pueden pasarse días, semanas, o incluso meses antes de ser atendidas dichas demandas. 
En el caso de trabajos de fuera de temporada o especial dureza no se ponen las medidas posibles para facilitar esta labor.
Se secan praderas, árboles, setos, se caen ramas de árboles, se ha secado casi toda la planta de nueva plantación, terrizos llenos de hierbas, roturas en riegos eternas, canaletas obstruidas, zonas y papeleras sin limpiar durante semanas, macizos de flor tapados por las hierbas, no se quitan las pintadas, roturas en pavimentación, vallas y bordillos con peligro, setos que invaden portales y ventanas, ramas que tapan señales de tráfico, paseos y aceras invadidos por ramas y setos, praderas que llegan a medio metro de altura y que provocan plagas de malas hierbas y la pérdida de césped, es el pan nuestro de cada día en nuestras zonas verdes y a la empresa no parece importarle demasiado.
Los trabajador@s varias veces a diario sufrimos las quejas de los vecin@s, que no siempre son de las formas más correctas, aunque casi siempre con razón, y pagan con nosotr@s su frustración e impotencia ante el estado de las zonas verdes de su barrio. Teniendo en cuenta que entre nuestras funciones no está el atender e informar al público, esta situación que se produce es incómoda, violenta e injusta para trabajador@s y vecin@s.

Puedes descargar el informe completo AQUÍ