Ahora Madrid tiene que cumplir su compromiso electoral de remunicipalizar los servicios públicos.

O a lo mejor es que hay políticos que no han venido a cambiar la política sino a gestionar la que ya estaba establecida.

Esas empresas de "No Limpieza" que en su día rebajaron al máximo la oferta del Ayuntamiento en un concurso tipo subasta, y que ahora tienen arrodillado al Ayuntamiento de Madrid y a su pueblo sacándoles mas dinero por un trabajo que hacen de manera deficiente o que directamente no hacen

Estas grandes empresas que ahora con los gobiernos del cambio parece ser que ya no tienen que pagar comisiones por los contratos, intentando demostrar que ha llegado la austeridad a la política del consistorio.

Ya están los gobiernos del cambio en su afán de gestionar de una manera eficiente el dinero publico , que cambian las condiciones de los contratos para inyectar más dinero a esas empresas que han dejado de prestar correctamente los servicios a los que se comprometieron.

Se lo están poniendo tan fácil así, que las grandes corporaciones solo tienen que hacerle el juego al Partido Popular para que recupere en breve el próximo gobierno municipal. Y aquí paz y después gloria.

El miedo vuelve a la casilla de salida