Estamos en pleno proceso electoral en toda la Recogida de Residuos de Madrid y no queríamos dejar de contar lo bien que se lo está montando FCC en el Lote1 para quitarnos del comité, de una manera similar a como lo hicieron en la anterior subrogación de 2014, cuando nos metieron al 99 % de CGT en el listado de periferia. Ahora con este nuevo reparto casualmente ha pasado algo similar... decimos casualmente por no decir otra cosa.

 

Aquí en esta empresa reina el caciquismo desde tiempos inmemoriales y una férrea jerarquía en la que el que está arriba puede demostrar que puede pisar a quien quiera con total impunidad, y lo triste es que no hay consecuencias. La persecución, la vulneración de derechos fundamentales, la represión sindical, o el acoso a quien no cumple sus estándares de trabajo es y ha sido algo habitual en esta empresa.

 

En uno de los centros de trabajo de FCC no hemos podido presentar candidatura por no tener suficientes personas en la lista electoral. En otro de los centros de trabajo de FCC (Manoteras) habíamos conseguido una lista de 20 trabajadores. El plazo de presentación de candidaturas terminaba y en los dos últimos 2 días han renunciado misteriosamente varios trabajadores. Ninguno ha dado la más mínima explicación.

Para poder presentar candidatura hacen falta un mínimo de 13 trabajadores, algo que teníamos entregado en tiempo y forma el día 26. Cuando se junta la mesa electoral se producen tres bajas más. Se solicita una subsanación a la mesa y se amplía el plazo 24 horas, se consiguen nuevos candidatos y aparecen más renuncias, quedándonos tras esas 24 horas con solo 11 candidatos de más de 20 personas que en un principio habían apoyado la candidatura, con lo cual CGT se queda fuera de las elecciones por presentar solo 11 candidatos de los 13 mínimos exigidos por ley.

Hay rumores de que la empresa ha estado moviendo hilos hacia estos trabajadores para que renuncien a nuestra candidatura, también tenemos indicios de otras formas de “recomendar” a los trabajadores que CGT no es el mejor sindicato para militar, con frases como “tú hablas muy bien, puedes estar en un sindicato mejor” y alguna similar.

Presuntamente parece que así funciona FCC y su mafia, coartando los derechos fundamentales de los trabajadores y de libertad sindical de este sindicato, y todo esto con la inestimable ayuda de sus acólitos (los de no se puede municipalizar porque hay que hacer un examen) que ven lo que está pasando y miran para otro lado.

Adjuntamos sendas cartas enviadas a FCC y a los otros sindicatos, denunciando la situación, por si alguno dice que no sabe nada o que se ha enterado por la prensa. Seguramente no tendremos respuesta a la carta que les hemos enviado, lo que demuestra una vez más que el caciquismo funciona.

Que lo mismo todo esto le da igual a mucha gente, incluido el Ayuntamiento y a todo el área de medio ambiente,  ya que lo que importa es que se recoja la basura y l@s trabajador@s no demos problemas, pero no podemos dejar de informar de lo que está pasando, ya que a algunos/as se les llenaba la boca con eso de que estos contratos iban a tener muchas mejoras sociales con respecto a los anteriores.

Lo estamos viendo. Seguimos trabajando en las mismas o en peores condiciones que hace 1 año. Lo único que ha cambiado son los camiones que ahora hay unos cuantos nuevos, pero la presión hacia los trabajadores y represión empresarial sigue más fuerte que nunca, el venir a trabajar los días libres, el aprovecharse hasta el límite del personal de contrato, el no cubrir bajas medicas, el no sacar servicios porque no hay gente, el no cobrar aún en condiciones porque sigue habiendo problemas con las nominas, etc etc... Lo seguimos teniendo a la orden del día, y desde el ayuntamiento que decía que iba a velar por el cumplimiento del pliego y de las condiciones laborales de l@s trabajador@s parece ser que se mira para otro lado.

Escrito a FCC.

Escrito a las otras secciones sindicales.